El condicionamiento clásico de Pavlov

El condicionamiento clásico es un proceso de aprendizaje relacionado con las respuestas involuntarias de tipo reflejo, sobre las que el individuo no tiene control. Fue descubierto por Pavlov en los años 20 gracias a su famoso experimento de la salivación condicionada en perros.

Ivan_Pavlov

Iván Pávlov (1849-1936)

Todos hemos comprobado cómo la presencia de comida en la boca provoca siempre una respuesta salivar refleja. La presencia de comida, en este caso, constituye un estímulo incondicionado, pues provoca una respuesta incondicionada, la salivación, de tipo reflejo, automática y no aprendida. Pavlov consiguió que esta secreción salivar se produjera también de forma automática frente a estímulos inicialmente neutros para la salivación. Es decir, condicionó un determinado estímulo neutro para que, con el tiempo, provocase una respuesta condicionada inicialmente no asociada a él. Ese estímulo condicionado utilizado por Pavlov fue el sonido de un diapasón.

El experimento consistía en hacer sonar el diapasón durante unos segundos e inmediatamente después introducir polvo de carne en la boca del perro, que comenzaba a salivar. Inicialmente el sonido del diapasón no provocaba ninguna respuesta salivar pero, después de un cierto número de emparejamientos, la salivación se producía con la sola presencia del sonido. Este fenómeno se conoce como condicionamiento clásico:

El condicionamiento clásico es un proceso de aprendizaje en el que un estímulo neutro se asocia con un estímulo incondicionado que provoca una determinada respuesta hasta que la sola presencia del estímulo neutro desencadena una respuesta análoga a la que origina el estímulo incondicionado. 

La clave principal del condicionamiento clásico se encuentra en la contigüidad de los dos estímulos, es decir, en el emparejamiento entre el estímulo condicionado y el estímulo incondicionado, de manera que se asocie la respuesta a este último en el primero. El intervalo temporal entre ambos estímulos, su intensidad y el número de repeticiones serán factores que condicionen la adquisición de la respuesta condicionada.

Pavlov también identificó otros tres procesos en el condicionamiento clásico:

  • Generalización: una vez que se había adquirido una respuesta condicionada, ésta aparecía también en presencia de estímulos similares al empledo en el condicionamiento.
  • Discriminación: opuesto a la generalización, a medida que el condicionamiento se consolida, se van diferenciando, con mayor precisión, los estímulos condicionados a los que se debe responder (se consigue mediante el procedimiento de contraste: se enfatiza la relación entre el estímulo condicionado y el no condicionado, mientras que se presentan los estímulos que se quieren neutralizar sin el estímulo incondicionado).
  • Extinción: si se presenta sistemáticamente el estímulo condicionado son ir seguido del estímulo incondicionado, la respuesta condicionada se irá atenuando hasta desaparecer. Sin embargo, no hay una extinción total, sino que después de un tiempo de descanso puede reaparecer de nuevo (recuperación espontánea).

Muchas actitudes positivas o negativas, muchos temores y fobias, se adquieren mediante condicionamiento clásico. Una parte importante de nuestra conducta afectiva o emocional se aprende de esta manera.

Los profesores no deben subestimar el efecto del condicionamiento clásico en sus alumnos, pues de ello puede depender que se sientan a gusto o incómodos en clase o que les guste o les disguste la asignatura.

2 comentarios en “El condicionamiento clásico de Pavlov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s