Los elementos transversales

Tanto en Educación Primaria (artículo 10 del Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero) como en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato (artículo 6 del Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre), se hacen referencia a los elementos transversales:

  • Sin perjuicio de su tratamiento específico en algunas de las asignaturas de cada etapa, la comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el emprendimiento y la educación cívica y constitucional se trabajarán en todas las asignaturas.
  • Se fomentará la calidad, equidad e inclusión educativa de las personas con discapacidad, la igualdad de oportunidades y no discriminación por razón de discapacidad, medidas de flexibilización y alternativas metodológicas, adaptaciones curriculares, accesibilidad universal, diseño para todos, atención a la diversidad y todas aquellas medidas que sean necesarias para conseguir que el alumnado con discapacidad pueda acceder a una educación educativa de calidad en igualdad de oportunidades.
  • Se fomentará la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y la prevención de la violencia de género, y de los valores inherentes al principio de igualdad de trato y no discriminación por cualquier condición o circunstancia personal o social.
  • Se fomentará el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, así como de los valores que sustentan la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político, la paz, la democracia, el respeto a los derechos humanos y el rechazo a la violencia terrorista, la pluralidad, el respeto al Estado de derecho, el respeto y consideración a las víctimas del terrorismo y la prevención del terrorismo y de cualquier tipo de violencia.
  • Los currículos de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato incorporarán elementos curriculares orientados al desarrollo y afianzamiento del espíritu emprendedor y se fomentarán las medidas para que el alumnado participe en actividades que le permita afianzar el espíritu emprendedor y la iniciativa empresarial a partir de aptitudes como la creatividad, la autonomía, la iniciativa, el trabajo en equipo, la confianza en uno mismo y el sentido crítico.
  • Se adoptarán medidas para que la actividad física y la dieta equilibrada formen parte de la práctica diaria de los alumnos y alumnas, en los términos y condiciones que, siguiendo las recomendaciones de los organismos competentes, garanticen un desarrollo adecuado para favorecer una vida activa, saludable y autónoma.
  • En el ámbito de la educación y la seguridad vial, se incorporarán elementos curriculares y se promoverán acciones para la mejora de la convivencia y la prevención de los accidentes de tráfico, con el fin de que el alumnado conozca sus derechos y deberes como usuario de las vías, en calidad de peatón, viajero y conductor de bicicletas, respete las normas y señales, y se favorezca la convivencia, la tolerancia, la prudencia, el autocontrol, el diálogo y la empatía con actuaciones adecuadas tendentes a evitar los accidentes de tráfico y sus secuelas.

 

Las programaciones didácticas

La programación didáctica es el instrumento específico de planificación, desarrollo y evaluación de cada una de las áreas y en ella se concretarán los distintos elementos del currículo para el desarrollo de la actividad docente en cada curso.

Anualmente, al inicio del curso escolar y de acuerdo con la propuesta curricular, de la que formarán parte, la comisión de coordinación pedagógica establecerá los criterios para la elaboración y evaluación de las programaciones didácticas.

En Secundaria, el jefe de cada departamento coordinará la elaboración de las programaciones didácticas correspondientes, que correrá a cargo del profesorado del mismo, y serán aprobadas por el Claustro de profesores del centro en el marco de la propuesta curricular.

Las programaciones didácticas deberán contener al menos los siguientes elementos:

a) Secuencia y temporalización de los contenidos.

b) Estándares de aprendizaje evaluables que se consideran básicos.

c) Decisiones metodológicas y didácticas.

d) Perfil de cada una de las competencias.

e) Concreción de elementos transversales que se trabajarán en cada área.

f) Medidas que promuevan el hábito de la lectura.

g) Estrategias e instrumentos para la evaluación de los aprendizajes del alumnado y criterios de evaluación y calificación.

h) Actividades de recuperación de los alumnos con materias pendientes de cursos anteriores.

i) Medidas de atención a la diversidad.

j) Materiales y recursos de desarrollo curricular.

k) Programa de actividades extraescolares y complementarias.

l) Procedimiento de evaluación de la programación didáctica y sus indicadores de logro.

Las programaciones serán objeto de una memoria final que evalúe los resultados alcanzados, la práctica docente, la coordinación interna del departamento de coordinación didáctica correspondiente y cuantos otros aspectos didácticos y académicos sean pertinentes, a juicio del propio departamento o a instancia del Jefe de Estudios.

El currículo de la LOMCE

Según la LOMCE, el currículo es la regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas y consta de los siguientes elementos curriculares:

elementos-curriculares

Los objetivos se entienden como los referentes relativos a los logros que el alumno debe alcanzar al finalizar el proceso educativo como resultado de las experiencias de enseñanza y aprendizaje intencionalmente planificadas para tal fin. Observa en los siguientes ejemplos que siempre se formulan en infinitivo:

Conocer la evolución y el marco normativo actual del Sistema Educativo Español.

Identificar las partes fundamentales de la flor.

Formular las leyes de la dinámica de Newton.

Es decir, los objetivos son las metas o propósitos a alcanzar, y puede ser:

  • Generales (como los objetivos de etapa) o concretos (como los objetivos de cada unidad didáctica).
  • Operativos/cerrados (indican acciones fijas, siempre las mismas y en el mismo orden, son de interpretación unívoca y exigen los mismos resultados a todos los alumnos) o abiertos (se refieren a tareas cuyas acciones varían de unos a otros, no comportan un mismo orden y su consecución no comporta los mismos resultados a todos, sino resultados distintos y singulares).
  • Comunes (cuyo logro es necesario para todos los estudiantes) o individuales (aquellos que, sin ser necesarios para todos, marcan distintas posibilidades en función de las diferentes condiciones de cada alumno).

Las competencias son las capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos. Aparecen detalladas aquí.

Los contenidos son el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias. Los contenidos se ordenan en asignaturas, y se clasifican en conceptuales, procedimentales y actitudinales:

objetivos-vs-contenidos

  • Los contenidos conceptuales indican lo que el alumno debe “saber sobre algo”: no suponen acción, es decir, son estáticos, y deben formularse con sustantivos propios del área (a partir de los objetivos, por supresión del verbo).
  • Los contenidos procedimentales señalan lo que el alumno debe “saber hacer”: son habilidades, acciones o procedimientos y se formulan con sustantivos propios del área seguidos de la preposición “de” (sustantivación del verbo que aparece en el objetivo).
  • Los contenidos actitudinales implican “saber ser”: se relacionan con comportamientos, conductas, valoraciones, opiniones o juicios y se formulan como los anteriores.

La metodología didáctica es el conjunto de estrategias, procedimientos y acciones organizadas y planificadas por el profesorado, de manera consciente y reflexiva, con la finalidad de posibilitar el aprendizaje del alumnado y el logro de los objetivos. Comprende tanto la descripción de las prácticas docentes como la organización del trabajo de los docentes.

Los criterios de evaluación definen lo que se quiere valorar, lo que el alumnado debe lograr, tanto en término de conceptos como en procedimientos o actitudes.

Los estándares de aprendizaje son concreciones de los criterios de evaluación que permiten definir los resultados de los aprendizajes y concretan mediante acciones lo que el alumno debe saber y saber hacer en cada asignatura. Deben permitir graduar el rendimiento o logro alcanzado. Tienen que ser observables, medibles y evaluables ya que contribuyen y facilitan el diseño de pruebas estandarizadas y comparables.

El Gobierno se encargará del diseño del currículo básico con el fin de asegurar una formación común y el carácter oficial y la validez en todo el territorio nacional de las titulaciones. A partir de la planificación curricular establecida por la Administración, cada centro elaborará una propuesta curricular adaptada a sus propios objetivos, que incluirá las programaciones de área de cada una de las áreas y etapas educativas:

Curriculo

Niveles de concreción curricular. Fuente: elaboración propia.

Los reales decretos que regulan el currículo básico en Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato son:

En Castilla y León:

  • Orden EDU/519/2014, de 17 de junio, por la que se establece el currículo y se regula la implantación, evaluación y desarrollo de la educación primaria en la Comunidad de Castilla y León.
  • Orden EDU/362/2015, de 4 de mayo, por la que se establece el currículo y se regula la implantación, evaluación y desarrollo de la educación secundaria obligatoria en la Comunidad de Castilla y León.
  • Orden EDU/363/2015, de 4 de mayo, por la que se establece el currículo y se regula la implantación, evaluación y desarrollo del bachillerato en la Comunidad de Castilla y León.

 

 

Las “competencias clave” de la LOMCE

Las competencias son uno de los elementos que integran el currículo y que se definen como las capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos (nuevo artículo 6 de la LOE).

La LOMCE recoge la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo, y considera esencial la adquisición de las competencias clave para el aprendizaje permanente. Las competencias clave deben permitir que todas las personas puedan alcanzar su desarrollo personal y lograr una correcta incorporación en la sociedad.

El aprendizaje por competencias favorecerá la vinculación entre la formación y el desarrollo profesional y se caracteriza por su transversalidad, su dinamismo y su carácter integral.

Según la Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato, las competencias clave del currículo son las siguientes (artículo 2):

  1. Comunicación lingüística.
  2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.
  3. Competencia digital.
  4. Aprender a aprender.
  5. Competencias sociales y cívicas.
  6. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.
  7. Conciencia y expresiones culturales.

A continuación se describen las características de cada una de ellas:

Comunicación linguística (CCL)

C_comunicacion_linguistica_log

 

Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (CMCT)

Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología

Competencia digital (CD)

Competencia_digital_log

Aprender a Aprender (CPAA)

Aprender_a_aprenderlog

Competencias sociales y cívicas (CSC)

Competencias_sociales_y_civicas_log

Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor (SIE)

Iniciativa_y_espiritu_emprendedor_log

Conciencia y expresiones culturales (CEC)

Conciencia_y_expresiones_culturales_log